miércoles, 10 de febrero de 2016

Gran Hermano 3200



Ya está bien de tanto programa basura, de tanto sensacionalismo artístico, de tanto derrochar dinero  público, para alimentar a unos individuos encerrados en una casa, cuyo trabajo  es representar una farsa y cuando se cansan, aparecer tirados en un sofá. Esta conducta es  una imagen perfecta para todos aquellos jóvenes, que en busca de un trabajo, creen que tumbados en un sofá, mostrando tableta o en el caso femenino, cuerpo 10, el trabajo viene a buscarlos a casa.

Como parece ser que en este país, prima más la belleza exterior que la intelectual, se emiten estos bodrios, en vez de aquellas obras de teatro, que antaño se emitían en aquellos dos canales existentes y que nos hacían pasar un rato bueno, a la vez que nos inoculaban el amor por la farándula.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada